MásQueCuentos

95. Oleum

Tierra
<br>

Hoy amaneció el día frío y con nieblas. Aunque soy vieja, aguanto bien el frío, no sé cuántos inviernos me quedarán, desde luego menos de los que ya llevo pasados.
Vivo en un cerro, en la ladera que da al levante, por el que veo amanecer cada mañana. Es un buen sitio, lo único malo es que al atardecer ya no disfruto tan bien la puesta de sol, con sus colores tan bonitos. Delante de mí tengo una llanura, y al fondo una sierra. Estoy cerca de un linde, al lado de un manjano, y las gentes dicen que este paraje se llama Guzquía. He tenido muchos vecinos, almendros, encinas (o carrascas como las llaman por aquí), viñas, y tierras en las que los hombres siembran el cereal.
He visto pasar estaciones, años, vidas enteras de árboles, de animales, de humanos. Lo que para vosotros es una cosecha para mí es un latido, y una de vuestras vidas pasa para mí como un día. Os he visto nacer, crecer, amar, luchar, morir, y os he querido como a hermanos, como hijos que somos todos de la misma tierra.

Ver más


93. El pasado siempre vuelve

De Rosa
<br>

Manuel es un jornalero que recoge aceitunas en cortijos de media Andalucía en las décadas de los sesenta y setenta. Los recuerdos le persiguen por un pasado que siempre quiso dejar atrás. Un compañero le remueve las entrañas con otros recuerdos que creía olvidados para siempre. Manuel nunca quiso hablar de ello pero un poso quedó de su paso por este mundo. Esta es parte de su historia.

Ver más


66. El pueblo verde

Yassine Mech-Hidan
<br>
Este relato narra la capacidad que tiene la mente humana de ser manipulada, proceda de donde proceda. El protagonista de la historia, Pepe, nos cuenta la vida de un buen hombre que sufrió las adversidades del destino a causa de uno de los pecados capitales más dañinos en el ser humano: la envidia, y de cómo, gracias a la perseverancia , el esfuerzo, el trabajo y, sobre todo, la unión, se puede llegar muy lejos.
Ver más


61. Una historia real

Mari Ángeles Molina Godoy
<br>

Una historia real es el relato de una vivencia, donde una niña cobra protagonismo junto a la oliva para alzar desde su mente infantil y creadora, la historia del olivo en tiempos pasados. La niña se mece en su imaginación mientras transcurre un día de recolección entre olivos, en su seno familiar, encontrando un especial sentido al ritual que cada año se lleva a cabo hasta obtener el preciado aceite de oliva.

Ver más


59. De Bailén al mundo

María Cristina Maciel
<br>

La influencia española en Argentina, con su legado cultural y laboral, queda plasmada aquí a través de una historia familiar donde el amor a los olivares trasciende de generación en generación, hasta que la protagonista entiende que sus penas y alegrías empiezan y terminan en esas tierras que el sol andaluz le brinda para ser su ombligo del mundo. Ese sitio que todo ser busca y que, a veces, no lo encuentra, aunque lo tenga a mano, porque todo lo dicta el sentimiento de amor y el intrínseco derecho a la libertad de elegir.

Ver más


50. Oleum Omphacium

Tagus
<br>

Este relato ambientado en la provincia de Jaén nos traslada a la época romana del siglo primero y nos habla de aceite de oliva, de dioses, de esperanza, de locura y de amor.

Ver más


31. La prisionera del cortijo Chaparro

Antonio Manuel Contreras Jiménez
<br>

Hasta tiempos relativamente recientes, la sociedad no ha sido del todo consciente del inmenso problema de la «violencia de género» generándose una corriente de tácita complicidad con el agresor con lo que el problema difícilmente podía atajarse. La Teresa de nuestro cuento fue una de las múltiples víctimas que hace aproximadamente un siglo sufriera en sus carnes y entre olivares las deficiencias de la justicia y la cobardía de esa sociedad que miraba para otro lado porque «así siempre se había hecho y así siempre debía de ser».

Ver más


27. El olivo, tesoro mediterráneo

Orzuelo
<br>

El olivo es un tipo de planta que a lo largo de la historia ha sido fundamental para nuestra dieta y nuestra economía. Lo trajeron los fenicios y los griegos de la antigüedad hace muchos siglos; y nos ha servido siempre para progresar. Las distintas culturas que han enseñoreado la península Ibérica a lo largo del tiempo han ido mejorando el increíble producto que se obtiene de él.
Aceite y olivas, aceitunas, con una gran variedad, producto de elaboraciones sucesivas. Y Jaén es la gran capital del olivo, sin duda.

Ver más


20. La fiesta de los campos

Manuel Gila Puertas
<br>

Tradición secular, patrimonio cultural de Sierra Mágina que recupera un tiempo agotado. Al fin, un tatuaje del alma…

Ver más


05. El olivo, un símbolo de orgullo y dignidad

Francisco Martínez Calle
<br>

Juan Barranco Argüelles, a sus sesenta años largos, recuerda cómo se recogía la aceituna en tiempos de su abuelo Juan Argüelles, cuando él era aún un escolar.

Ahora, a comienzos del siglo XXI, todo es diferente debido al inmenso desarrollo de las técnicas del cultivo de los olivares y la recogida de las cosechas. Todo ello le hace pensar a Juan Barranco cómo en su tierra de Burgina, un pueblo de Jaén, el olivo y sus cuidados son un reflejo fiel del inevitable progreso.

Allí, en Jaén, el olivo es un símbolo, una referencia perenne para los aceituneros que, al cultivarlo, lo humanizan por completo; las personas, mientras tanto, se impregnan de orgullo y dignidad.

 

Ver más


Scroll Up